La agricultura urbana en presente en muchas personas, grupos comunitarios, defensores de la justicia alimentaria, ambientalistas, urbanistas y jardineros. Eso es genial, pero ¿qué significa todo esto, qué es la agricultura urbana y por qué tanto interés ahora? Después de todo, cultivar alimentos en las ciudades no es un concepto nuevo.

En pocas palabras, la agricultura urbana es el cultivo o la producción de alimentos en una ciudad, pueblo o municipio densamente poblado.

La agricultura urbana a menudo se confunde con la jardinería comunitaria, la agricultura familiar o la agricultura de subsistencia.

Lo que distingue es que la agricultura urbana asume un nivel de comercio, el cultivo del producto para vender en lugar de cultivarlo para consumo personal o para compartir. En la jardinería comunitaria, no existe tal actividad comercial.

No es necesario ser una corporación para ser una granja urbana o tener una gran extensión de tierra. Una persona, un par de amigos, una entidad sin fines de lucro o un grupo de vecinos pueden iniciar y administrar una granja urbana.

Campo de cultivo urbano en Chicago, Estados Unidos

Los alimentos pueden venderse a restaurantes, entregarse a un comedor de beneficencia local o una iglesia, pero los alimentos se cultivan principalmente para trasladarlos (a través de alguna forma de comercio) del productor al usuario.

A medida que más de nosotros comenzamos a comprender nuestro sistema alimentario y nutricional, buscamos tener más información sobre cómo se cultivan los alimentos.

La gente ha comenzado a comprender hasta dónde llega la comida y que ellos, como consumidores, no han tenido voz ni en qué se cultiva ni en cómo se cultiva, y la agricultura urbana puede cambiar eso y, al hacerlo, puede ocupar el lugar que le corresponde en el sistema alimentario más amplio.

Esta actividad se ha convertido en un medio para aumentar el acceso a alimentos cultivados localmente y una forma de reintroducir al público a los muchos aspectos de los alimentos que hemos perdido como cultura.

Cómo crecen los alimentos, qué crece a nivel regional y estacional son todas lecciones importantes y hacen un consumidor urbano mejor informado.

Las granjas urbanas pueden ser la primera línea del sistema alimentario.

Para otros, la justicia alimentaria es la razón para desarrollar granjas urbanas en sus comunidades, lo que significa mejorar el acceso a alimentos frescos para las comunidades económicamente desfavorecidas.